Arthur Christmas: Operación regalo

Santa Claus no es una tradición española. Y por si a alguien le quedaba alguna duda, aquí llega la navideña Arthur Christmas para recordarlo. No hay ninguna referencia a España en todo el viaje, ellos sí tienen claro las fiestas de cada país. Siento si he desilusionado a algún niño que lea esto, pero siempre le quedarán los Reyes Magos o el Olentzero.

Parece que estamos ante otro de esos productos navideños que nos invaden cada año para solventar estas fechas. No se aleja mucho de esta afirmación, pero tiene un toque Aardman muy interesante.

La historia es sencilla, en la noche de entrega de los regalos de Santa se han olvidado uno. ¿No pasa nada o hay que entregarlo por encima de todo? Ese es el conflicto principal que se puede plantear. Un paseo para repartir los regalos por todas las casas, con una gran escena a lo Misión: Imposible, o la huida para entregar ese regalo perdido se convierten en los viajes que llevan la narración de la película. Pequeños chistes y bromas en segundo plano hacen que no decaiga el nivel y se convierta en otra bomba navideña.

Los personajes están diseñados para que su función sea obvia desde que aparecen en pantalla. Santa es el gordo bonachón, que se va a un segundo plano. Arthur es el hijo cargante que sólo vive por y para la Navidad. Steve es su hermano, el perfeccionista y heredero del traje rojo. Abuelo Santa será el nudo de unión de esta familia especial, pero menudo nudo. La elfa Bryony es una experta del empaquetado. Y la Sra. Claus se convierte en la típica señora reconciliadora de los setenta. Los juegos de guión cambiarán todo esto.

Aardman, experta en el trabajo de la plastilina y el stop motion, nos había deleitado anteriormente con la oscarizada Wallace & Gromit. Junto a DreamWorks también nos dejaron Chicken Run y Ratónpolis. Aunque se trate de un estudio que ha apostado muy fuerte por el cortometraje, vemos que los largos no se le dan mal. Ahora vienen acompañados de Sony para presentar Arthur Christmas y el año que viene apostarán por una de piratas.


Opinión personal: una película que es mejor que la primera impresión que puede dar. Parece que estamos acostumbrados a dejar de lado este tipo de películas por el tema que tratan. No es que sea la película del año, porque ese título se lo podría llevar The Artist, pero está entretenida y es una buena opción para ver con o sin niños. Pero, si llevan a los niños al cine, no les dejen que se comporten como en el parque por favor. Hay opción de verla en 3D pero aquí no somos muy partidarios de esta técnica, debería publicitarse con un 'también con profundidad de campo'. ¡Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...