Doble censura en los Premios Max

Antes de hacer una crónica sobre la XV edición de los Premios Max, quiero hablar sobre la polémica del día, la polémica que va unida a todas las galas: la censura. No hace falta haber estado presente en el Teatro Circo Price para darse cuenta de los cortes en algunos discursos, las personas no desaparecen mágicamente de un escenario. Como bien dice Marcos Ordóñez desde su blog en 'El País', los discursos con un corte más descarado fueron los de 'Nuevo Teatro Fronterizo', con Sanchis Sinisterra al frente, 'Temporada Alta. Festival Tardos de Catalunya', con Salvador Sunyer, y Alfredo Sanzol, que conseguía el Max a Mejor Autor Teatral en Castellano.

Antonio Muñoz de Mesa, guionista y director de la gala, responde en su blog y habla de los ensayos de la gala y de que todo estaría en tiempo si se respetasen los dos minutos de discurso. Dos de los premios con agradecimientos cortados se conocían de antemano, así que eso pudo ensayarse y ver su duración para evitar esos cortes. A la prensa se nos dijo que la gala sería de 21.00h a 00.00h, si la gala en 'La 2' comenzaba a las 22.00h ¿dónde queda esa hora mágica si no había descanso? Los cortes se veían venir.

Casualmente los cortes fueron seguidos, en el mismo bloque. Alfredo Sanzol verá su parlamento recortado en la anécdota de su abuelo, no creo que le parezca estupendo. Se aprovechan los aplausos en recuerdo a Jordi Dauder de 'Nuevo Teatro Fronterizo' para cortar. Cuatro personas subieron al escenario en ese momento y los cuatro hablaron, aunque en la emisión solo se vieran dos. Salvador Sunyer no se libró del corte, aunque parte de su crítico discurso si se emitió por ser duro desde el inicio, parece ser que si se quiere reivindicar algo hay que empezar con eso y agradecer a la familia después.

Pero he titulado este artículo como "Doble censura en los Premios Max" porque la hubo. Cuando los ganadores salen del escenario llegan a la zona de prensa para ser fotografiados y grabados con su premio. También se aprovecha para entrevistarles, o eso esperan algunos. Hoy criticarán los cortes en la emisión, pero anoche cortaron muchas entrevistas. Sanchis Sinisterra, con 'Nuevo Teatro Fronterizo', llegaba a la sala y nadie le preguntó nada. ¿Creían que era suficiente con los agradecimientos previos? Incluso algún periodista preguntaba que quién era ese señor. Otros simplemente se quejaban de lo largo que se estaba haciendo o se preocupaban por coger comida del catering. Lo siento, sentí vergüenza.

Llegaba Blanca Portillo, Mejor Dirección de escena, y todos querían sus declaraciones. Aparecía Elisa Sanz, Mejor Figurinista, y solo se le hicieron algunas fotos. Preguntaba dónde se iban a publicar esas fotos después porque nunca se ve. A pesar de saberse ignorada, disfrutaba de su premio, el quinto. ¿Dónde estaban los periodistas? Esperando a Julia Gutiérrez Caba, Carmen Machi, Asier Etxeandía, Bárbara Lennie o Miguel del Arco. El resto no importaba, o no tanto. Se quejaba un cámara porque necesitaba imágenes para brutos, debía ser la única fuente para muchos medios porque no había nadie más. Quizá hubo censura en la emisión, pero la prensa debía solventarlo en las ruedas y no se estuvo a la altura. Aquí siguen interesando las caras conocidas para captar la atención del público. Anoche aprendí el significado de "circo mediático". 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...