El caballero oscuro: La leyenda renace

Christopher Nolan cierra su trilogía. Han sido 7 años, 457 minutos y una libertad absoluta para hacer su Batman. Un Batman más oscuro y basado en obsesiones, personales y de enemigos. Seguro que salen los puristas de los cómics a criticar las diferencias, pero no se harían adaptaciones si cuestionamos todo.

Por las reacciones que he leído en las redes sociales, o te encanta o te da igual. Yo creo que puede gustarte, sin llegar a adorarlo, y pasar un buen rato de acción controlada. Parece que no hay acción sin explosión, pero se puede dosificar su uso.

¿Se puede ver El caballero oscuro: La leyenda renace sin haber visto las anteriores películas de la trilogía? Sí, la película tiene sentido por ella misma. Es cierto que las alusiones al pasado están claras y que se entiende mejor si has visto las otras dos películas, sobre todo Batman Begins. Aquí se vuelve a crear a Batman de cero y se le dan esos pequeños detalles de sus inicios, es una vuelta a la primera parte de la saga.

Hay dos maneras de ver la película: con tus palomitas y refresco disfrutando de las imágenes o poniéndote las gafas de pasta y yendo al trasfondo social que se plantea. ¿Quién es el verdadero enemigo? ¿Se puede manipular a las masas en favor del mal y que piensen que actúan bien? ¿Se puede crear un mártir para cualquier causa? Desde la batalla contra Joker en El caballero oscuro han pasado 8 años ficticios y la sociedad de Gotham parece haber olvidado todo, aunque los niños nunca olvidan.

Mirad la primera línea del cartel, los 8 nombres que la forman. ¿Qué se puede decir de un reparto con nombre propio? Christian Bale sigue a la altura, ha sabido madurar su Batman. Michael Caine y Morgan Freeman son la experiencia, esos secundarios que te dejan respirar. Tom Hardy es Bane y consigue que la máscara no tape su interpretación. Las grandes damas, Marion Cotillard y su mirada dominante y Anne Hathaway que da un golpe en la mesa y se consolida con su interpretación. Gary Oldman, el hombre que siempre quieres ver en pantalla y Joseph Gordon-Levitt, una revelación por interpretación y no por físico. Si a todos ellos les acompaña una banda sonora de Hans Zimmer, es difícil hacerlo mal.


Opinión personal: cuando un superhéroe tiene el poder de manera "mágica" es fácil desarrollar su trama, de darle una batalla por la que luchar. Aquí estamos ante un ser humano que lucha contra humanos, sus traumas pueden ser mucho mayores. Nolan ha sabido manejarlo y nos deja una trilogía digna de ver. En su día le critique porque no me gustó Origen, la veía demasiado superficial dentro de su complejidad, y ahora le doy la enhorabuena por crear un Batman con nombre propio, un Caballero Oscuro.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...